Receta para naufragar un proyecto de Eficiencia Energética TIC

Un proyecto de Eficiencia Energética TIC no navega solo...

Photo courtesy of Hernan Piñera(CC ShareALike)

El primer paso es, como la lógica indica, hacer que lidere el proyecto el Departamento de Informática.

Hay pocas cosas en la historia de los sistemas de información corporativos que interesen menos a los especialistas en la informática empresarial. El departamento de sistemas tiene otras prioridades, otras necesidades y urgencias, pocas manos para demasiados fuegos que apagar, y el impacto principal de las medidas de ahorro no afectan absolutamente en nada a su presupuesto ni a sus objetivos. ¿Quiere decir esto que no tendremos lamentablemente nada que ofrecer para interesar a los informáticos en este tipo de aventuras? La respuesta correcta es “depende”. Un proyecto de eficiencia energética aporta una gran variedad de ventajas y facilidades en la operativa diaria del departamento de sistemas, que son habitualmente desconocidas o ignoradas, pero que con una buena estrategia de comunicación se pueden dar a conocer para lograr el apoyo del departamento de sistemas de información. En cualquier caso mantengo mi opinión de que los encargados de liderar este tipo de proyectos no debieran ser los responsables de la tecnología, por el simple hecho de que sus prioridades harán demorar en gran medida la puesta en marcha de soluciones al malgasto energético.

El segundo paso consiste en suponer que se trata de una cuestión tecnológica y no humana