¿Por qué a tu jefe (o a tus clientes) no les interesa la eficiencia energetica?

Bienvenido al mundo del SI = NO

Llevo más de 10 años dedicado casi exclusivamente a ayudar a mis clientes a reducir el malgasto de energía en ordenadores en grandes redes. La eficiencia energetica es un tópico que está en todos los periódicos a medida que se complica el tema de los costes y próximamente la disponibilidad energética pero es muy tortuoso lograr que las empresas o administraciones hagan algo al respecto.

Hay algunos mitos sobre este problema de los cuales quiero hablarte para evitarte dolores de cabeza:

1) El ROI es muy a largo plazo. El problema de la implantación de medidas de eficiencia energética es habitualmente considerado poco rentable debido a los plazos de 5, 8 o más años para recuperar lo invertido en forma de ahorros. En mi caso, un proyecto se paga a sí mismo en un plazo de 12 a 18 meses. Y tengo las MISMAS dificultades que el que vende un aerogenerador.

2) Si el proyecto genera los ahorros suficientes, es de idiotas no hacer nada: error, lo que la gente prefiere normalmente es no hacer nada nuevo. Ya vamos todos con demasiada carga de trabajo y cada vez menos manos y tiempo. El aspecto económico es UNO de los factores, pero yo diría que es una condición necesaria pero ni a todas luces suficiente para evaluar seriamente un proyecto de este tipo.

3) Los beneficios económicos y energéticos justifican el proyecto: otro craso error. Siempre debes considerar los costes de procesos (la gente tiene inercia, y mucha, un agujero negro es menos influyente que un ingeniero) y tener en cuenta las dificultades para implementar cualquier tipo de cambio.

¿Cómo intentar mitigar estos escollos?