5 señales inequívocas para predecir el fracaso de un proyecto de Green IT

Top 1 – La iniciativa se titula  “Proyecto de Green IT” o incluye en algún lado el término.

Un llamado”Proyecto de Green IT” es a la seriedad de un proyecto de ahorro energético corporativo como “Smart City” es al urbanismo sustentable. 

Bajo el mote de medidas de “Green IT” he visto desde campañas para recordar a la gente que apague los ordenadores cuando no los usa (que ya es sabido que no funcionan porque la gente lo único que recuerda es que a las 10:30 se va a desayunar, a las 14 a comer y a las 19 a su casa), iniciativas de cambio de hardware antiguo por otro más nuevo con supuestos beneficios energéticos por tratarse de generaciones de productos actuales (que no digo que no los haya, pero con comprar más cosas no basta para ser eficientes) hasta cursos de formación y campañas de reflexión sobre el uso responsable de la tecnología (algunos con enlaces en este 2016 a documentos oficiales pagados por todos nosotros por medio de Europa… en 1996.

En este interactivo de 2016 del Ministerio de Agricultura y Medio Ambiente se difunden errores y además se sustentan con un documento de 1996…

Como conclusión: si alguien usa el mote “Green IT” en un proyecto no es porque le interese el proyecto en sí ni su resultado, sino su difusión previa “para la gente que no entiende nada de nada”. En consecuencia, es humo, un marrón en la mesa de alguien que está tapado “de cosas importantes” y su futuro es negro en vez de verde.

Top 2 – El encargado de liderar el proyecto es el CIO.

El Departamento de Informática de cualquier gran empresa u organismo tiene sus prioridades. La empresa donde está inserto el mismo tiene otras, de importancia microscópica desde el punto de vista del CIO medio, comparadas con la migración del correo corporativo, la puesta a punto del backup, o la instalación de un nuevo sistema de almacenamiento (nuevo de ahora, que el nuevo de hace 6 meses ya está lleno de big data). Si además, el Departamento de “Organización y Sistemas” normalmente dedica 4 veces lo planificado en acabar cada proyecto (como dice un cliente “hace 10 años que les faltan 2 años para acabar la aplicación de las nóminas”) y en el ínterin aparecen otras iniciativas novedosas como el despliegue de puntos de acceso wifi para helicópteros eléctricos en la azotea de la sede de Bangkok, deberemos esperar y mucho para hacer realidad cualquier iniciativa de ahorro liderada por el colectivo más necesario. Dentro de la capacidad empática del Departamento TIC para ponerse en el lugar de las otras áreas existentes en su empleador, las áreas de Sostenibilidad o Servicios Generales tienen asignado un factor de importancia de 0,1 en una escala de 0 a 100. Un proyecto de ahorro de energía en los ordenadores corre grandes riesgos de quedar en nada antes de comenzar, o de naufragar al tiempo de haberse puesto en marcha si se espera que el CIO (o cualquiera de los miembros del área informática) lo lidere. (por eso es que admiro profundamente a los CIOs que he visto liderar estos proyectos, contadas veces).

El CIO entusiasmado con el Proyecto de Green IT

El CIO entusiasmado con el Proyecto de Green IT.

Top 3 – El proyecto lo contrata nuestra empresa y lo mantiene una tercera empresa subcontratada, externa, responsable de toda la ofimática.

Usamos energía para hacer cosas. El consumo energético es indicador de actividad. El malgasto es señal de escasa productividad: puede deberse a un equipo que se deja encendido sin uso, o de otro que no se enciende jamás (entonces ¿para qué lo mantenemos, en primer lugar?). Las empresas sub-contratadas para gestionar lo existente tienen dentro de sus objetivos, agrandar “lo existente”. Si por medio de un proyecto de ahorro de energía nos damos cuenta de que no necesitamos para nada el 10% de nuestros PC, el comercial que lleva nuestra cuenta se queda sin bonus y eso es una tragedia que atenta contra el resurgir de los brotes verdes y otras señas de la recuperación económica. Estas empresas cobran más cuanto mayor sea el lío que deban gestionar, y ponerlo en orden de forma conveniente es algo absolutamente incompatible con sus planes de “mejora continua y expansión”. La única forma de evitar esta decadencia previsible con un proyecto de Eficiencia Energética TIC es mantener el control desde el departamento que lo haya liderado desde el inicio.

Top 4 – Se consigue presupuesto para la compra pero no para el mantenimiento

Si bien los proyectos que hacemos en este ámbito son técnicamente sencillos, exigen una mínima dedicación anual para rendir lo que se espera de ellos. Si dejamos de actualizar el software a las últimas versiones (para resolver problemas o adaptarnos a cambios en los sistemas operativos de los nuevos PC), si no verificamos que todo funcione correctamente con una frecuencia razonable (una vez al mes, por ejemplo) y si no designamos a nadie que sea responsable de esta rutina, las cosas van a degradarse significando bajadas del nivel de ahorros, como mínimo. En casos graves, el software puede dejar de funcionar completamente o ser desactivado por los informáticos intentando quitarse de en medio “una cosa” que ven por ahí pero sin mucha vida productiva. Como nadie es responsable del proyecto, esto es más que probable.

El proyecto de Green IT debe sortear otras prioridades

El proyecto de Green IT debe sortear otras prioridades.

Top 5 – Se paga por un proyecto llave en mano y se espera que los informes se hagan internamente

No es lo mismo saber hacer algo, que realmente hacerlo. 

El equipo que ha tenido que inventar tiempo para lograr hacer las reuniones previas, decidir comenzar el proyecto de ahorro energético, convencer al Departamento de Sistemas, conseguir el presupuesto, ponerlo en marcha y analizar los primeros resultados… ¿tiene gente y tiempo como para hacer seguimiento, analizar y presentar los resultados?

Preguntas:

¿Has pensado en ponerle “Proyecto de Green IT” a tu iniciativa de ahorro?

¿Esperas que el CIO y el Departamento de Sistemas lideren el proyecto?

¿Vas a dejar el proyecto en manos de una empresa externa que cobra más cuanto más ineficiente eres?

¿Tienes presupuesto para la compra y el mantenimiento?

¿Tienes tiempo de hacer seguimiento posterior?

Author: Juan Pablo

Trabajé con proveedores de servicios Apple antes de fundar mi propia empresa distribuidora de productos Apple, que conduje por 8 años. Luego he trabajado en consultoría y ventas en varios proveedores de servicios para gobiernos de Europa antes de fundar Leantricity España en Barcelona en 2011. Desde entonces, he trabajado con importantes empresas de servicios TIC para desarrollar proyectos exitosos de ahorro energético en informática destinados a gobiernos autonómicos y locales, así como también en el ámbito sanitario y comercial privado. El Ayuntamiento de Barcelona, la Agencia Española de Administración Tributaria, Heineken España, el Hospital Universitario Germans Trias i Pujol y otros, son algunos de los clientes donde ayudamos a diario y que van desde 1000 a 30.000 ordenadores logrando ahorros de más del 30%. El 100% de nuestros proyectos tienen un ROI de menos de 18 meses. Aparte, trabajo a la distancia como asesor tecnológico del que quizás sea el mejor entrenador de fútbol profesional activo en la actualidad, @Arielholan_DT (si te interesa por qué, puedes leer este artículo: http://www.martiperarnau.com/tactica/cuando-ariel-holan-llego-al-futbol-el-futbol-le-pidio-un-autografo/)

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *